Antes de empezar a comprar  Acciones en el mercado de valores, debes centrarte en que comprar y cuando comprar. No importa lo que compres, si el mercado en general sube, lo más probable es que la compañía que seleccionaste suba con el mercado y cuando el mercado baje es muy probable que la compañía baje con el mercado.

El 75% de las acciones que se cotizan en los mercados bursátiles siguen la tendencia del sector al cual pertenecen y la tendencia del mercado en general.

No es lo mismo comprar una compañía a un precio barato que comprarla a un precio bajo. Cuando el precio de una compañía está bajo, es porque viene acompañado de algún mal reporte. La idea es comprar cuando las acciones estén baratas, que por lo general es cuando el mercado esta barato.

Cuando se analizan los fundamentos de una compañía, nos encontramos con una medida que nos indica si nuestra operación de compra es cara o no, es decir si estamos pagando un precio exagerado por nuestra adquisición bursátil. Este fundamento es el  P/E Ratio (PER) que corresponde a las iniciales en Inglés de Price Earnings Ratio que traducido al español significa relación precio-beneficio.

El PER lo que nos indica es el número de veces que el beneficio está comprendido en el precio de la acción o dicho de otra manera, es el precio que un inversor está pagando por cada dólar de ingreso o ganancias de una Compañía. En otras palabras, si una empresa está reportando ganancias básicas o diluidas por acción de $ 2 y la acción se vende a 20 dólares por acción, la relación P/E  es de 10 (20 dólares por acción dividido por 2 dólares de las ganancias por acción = 10).  Un P/E ratio de 10 significa que  10 es el número de años necesarios para recuperar la inversión teniendo en cuenta solo los beneficios de la empresa.

Vamos a ver esto último con un fácil ejemplo, si adquirimos un negocio por 100 millones y nos va reportar 10 millones de beneficio anuales, en diez años recuperaremos nuestra inversión, es decir el PER es de 10. Si suponemos ahora que podemos obtener 20 millones al año, el PER se reducirá a 5 años, lo que lo hace más atractivo y mucho mejor negocio para nosotros.

Las diferentes industrias tienen diferentes rangos de PER. Por ejemplo, las empresas de tecnología pueden venderse en una relación promedio de PER de 20, mientras que los fabricantes de textiles se comercializan con una relación promedio de PER de 8. Hay sus excepciones, pero estas variaciones entre sectores son perfectamente aceptables. Ellas surgen de expectativas diferentes para diferentes empresas; las empresas tecnológicas suelen venderse en valoraciones más altas debido a que tienen tasas de crecimiento mucho más altas y ganan mayores retornos sobre el capital, mientras que una fábrica textil, con sujeción a los márgenes de beneficio y las perspectivas de crecimiento bajas, podría negociarse a un PER mucho más pequeño. Curiosamente, desde la Gran Recesión de 2008, las acciones de tecnología se han negociado con menores PER que muchos otros tipos de negocios, tales como productos básicos de consumo, debido a que los inversores están cautelosos y quieren poseer las empresas que fabrican productos que todo el mundo necesita , tales como jabón, detergente para la ropa, etc.

Una forma de saber cuándo un sector es demasiado caro es si la relación promedio del PER de todas las empresas de la industria sube muy por encima de la media histórica. (Un sector es un grupo de empresas en una determinada línea de negocio, por ejemplo, los productos farmacéuticos, publicidad, servicios públicos, etc.)

El PER es uno de los fundamentos que le debes prestar especial atención, recordemos por tanto que cuanto más bajo es el PER, más barata  esta siendo la compra y que las expectativas de beneficios son mejores. Debes tomar otros fundamentos como las ganancias o el crecimiento de la compañía antes de determinar si la compañía que escogiste es una buena compañía a un precio barato y no una compañía que está en un precio bajo.

Escrito por Super User
Categoría: Articles
Visto: 1106

Inicio de sesión